Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Fuentes, calles y monumentos

 

Bernal Díaz del Castillo: Un escritor

 

Ver portada Crónica de Bernal Diaz del Castillo 

En su versión, Bernal con sencillez, hizo un extenso relato épico en el que resaltó el papel de los soldados españoles y reconoció con respeto la defensa heroica de los indígenas.

 

El libro Historia general de las Indias, se reconoce como la primera obra literaria escrita en castellano en Guatemala de Bernal Díaz del Castillo y publicada en 1632 en Madrid en la imprenta del Reino.

 

El libro, como objeto, posee 598 páginas en pliegos de papel español debidamente encuadernados, en piel roja obscura, y consta de 214 capítulos; el texto escrito, en letra clara y dibujada, tiene enmiendas, palabras y hasta párrafos testados, intercalaciones y alteraciones en el orden de los capítulos, todo del puño y letra de Bernal (Vela, p. 106).

 

Sin embargo, esta obra solo fue leída por sus descendientes, siendo uno de los más asiduos el, también, cronista Francisco Antonio Fuentes y Guzmán creador de la obra “La Recordación Florida”, obra que sirvió de base a Severo Martínez para describir su teoría sociológica en su libro “La patria del criollo”. Pero el libro continuó estando en manos de familiares y solo comienza a ser socializado ampliamente en la primera mitad del siglo XX cuando se hacen algunas ediciones.

 

A principios del siglo XIX la obra fue reimpresa por don Benito Cano y en 1861 por don Enrique Vedía (Salazar 1951: 139). Fue traducida al alemán en 1838 y al francés en tres volúmenes por el poeta dominicano José María Heredia (1877-1878), Además, se han realizado más de cincuenta ediciones a la fecha. A pesar de ello, la obra de Bernal Díaz del Castillo no se conoce en el país, a no ser por fragmentos en libros didácticos de estudios sociales o de lectura.

 

Antes de su muerte en 1584, redacta:

 

"porque soy viejo de más de ochenta y cuatro años, y he perdido la vista y el oír, y, por mi ventura, no tengo otra riqueza que dejar a mis hijos y descendientes salvo esta mi verdadera y notable relación"

 

Díaz del Castillo fue regidor de Santiago durante más de treinta años, falleciendo el 3 de enero de 1584 y fue sepultado en la Iglesia Catedral de La Antigua Guatemala, colocándose sobre su tumba este epitafio:

 

 

Barrios y Barrios, Catalina / Albizúrez palma / Díaz del Castillo, Bernal / Martínez Pelaez, Severo/ Vela, David. / Asociación Alcaldes V Centenario
Lecturas: 11683