Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

 
230 años de fundación de la ciudad de Guatemala

Barrio Gerona , zona 1

Religiosidad en el barrio
 

Iglesia Presbiteriana.

Ciudad de Guatemala, marzo de 2006/ La religión está íntimamente ligada a todos los aspectos de la vida del ser humano, y por ello no pasa inadvertida.



Las misas de “acción de gracias” están presentes en todas las etapas de hombre, desde el nacimiento hasta su muerte, así como el bautizo, la primera comunión, la confirmación, los 15 años, bodas, graduación, cuerpo presente, fallecimiento, o para agradecer un favor espiritual.



Se solicitan los servicios de un guía espiritual, ya sea un sacerdote, pastor u orador, para que bendiga la inauguración de una casa, un negocio, una obra pública, un vehículo, e incluso el inicio de una administración pública, municipal o gubernamental. Con ello, el individuo se siente aceptado y protegido, espiritual y socialmente.

Las fiestas religiosas son las manifestaciones culturales más claras de participación del pueblo. Asimismo, el hecho de tomar parte en la organización y realización de estas festividades mantiene y refuerza el sentimiento de arraigo, pertenencia y solidaridad con el pueblo.



Con base en el derecho constitucional de la libertad de culto, en el barrio Gerona se practican distintas religiones, como la católica, evangélica, judaica y otras.



Así, por ejemplo, funciona la parroquia católica Santa María Magdalena, en la 14 Av. 19-27, zona 1; la Casa de Oración Basílica de Nuestra Señora del Rosario, de la parroquia de Santo Domingo, en la 16 Av. “B” 14-43, zona 1; la iglesia evangélica presbiteriana El Mesías, en la 15 calle “A” 13-06, zona 1; la iglesia cristiana Roca de Ayuda Central, en la 13 Av. y 15 calle “A”; el Ministerio Internacional Jashem; Ministerios Cristianos Pueblo de Dios, en la 15 calle “A” 12-51, zona 1, y la Iglesia Adventista del Séptimo Día Jesús El Buen Pastor, en la 15 calle “A” 12-07, zona 1.



Asimismo, hay que señalar que la fe del pueblo católico del barrio se manifiesta en tres las procesiones anuales: la de Jesús Nazareno de las Beatas en Martes Santo, La Borriquita de la iglesia Capuchinas en Domingo de Ramos, y la de La Aurora, de la iglesia de Santo Domingo, en la madrugada del último domingo de octubre, cuyo paso por el barrio es celebrado con hermosas alfombras multicolores.

 

Parroquia católica Santa María Magdalena



Este templo fue erigido a causa del crecimiento demográfico experimentado por la ciudad después de la década de 1950. Ante ello, la iglesia católica decidió aumentar el número de parroquias para llevar a cabo una mejor misión evangelizadora. En ese sentido, monseñor Mario Casariego, arzobispo de Guatemala, autorizó el 30 de octubre de 1966 la creación de la parroquia Santa María Magdalena en el barrio Gerona.

 

Parroquia católica.

Desde un principio, la parroquia fue encomendada a los sacerdotes de la iglesia de San Francisco, dependiente en obediencia de los franciscanos de la provincia de Cartagena, en España.



Asimismo, fueron demarcados los límites espirituales del templo: de la 14 calle a la Barranquilla (límite norte con la zona 5), y de la 10ª avenida a la Barranquilla (límite oriente con la zona 5). La misión evangelizadora comenzó en un local alquilado por Q30 al mes en la 18 calle, y los asuntos de la oficina se atendían en la iglesia de San Francisco, situada en la 6ª. Av. y 13 calle.



Mientras tanto, por otro lado daba inicio una recaudación de fondos para comprar un terreno donde construir el templo. En esta labor se involucraron ampliamente todos los fieles y miembros de la curia, y con este motivo el arzobispo ofició una misa el 15 de octubre de 1967.



Los ruegos y oraciones fueron escuchados. Un año después, el señor Luis Schlessinger donó un terreno, bastante accidentado, ubicado en la 14 Av. y 19 calle de la zona 1, e inmediatamente empezaron a efectuarse los trámites administrativos y la planificación de la obra de construcción. Ésta fue encomendada al sacerdote Juan Roselló, quien colocó la primera piedra el 20 de octubre de 1968. Al cabo de un año, en las celebraciones festivas de santa María Magdalena, monseñor Casariego bendijo la iglesia parroquial.



Poco después se prosiguió con la construcción de la sacristía y el despacho parroquial, y en 1970 comenzó la de la residencia de las Hermanas Franciscanas de la Purísima, pues debido al desarrollo alcanzado por la parroquia, se necesitaba de ayuda extra para atender un dispensario médico, la catequesis, los cursos de alfabetización y promoción de la mujer, así como la atención de una escuela parroquial. Después de muchas gestiones, el 8 de octubre de 1974 llegaron al lugar las primeras religiosas, sor María Gabriela Carrera y sor Rosa Álvarez, quienes vinieron a fortalecer la misión.



Treinta y cinco años más tarde, el 30 de octubre de 2001, se llevó a cabo un acto público para oficializar el traslado de la parroquia a la iglesia local, así como el nombramiento del nuevo párroco, sacerdote Víctor Aguilar. El mismo fue celebrado por monseñor Ríos, y a través de él la orden franciscana entregó a la Arquidiócesis de Guatemala la parroquia de Santa María Magdalena.



Esto, según lo explicó el sacerdote Medina a sus fieles, se debía a que “las órdenes religiosas con órdenes misioneras, están para ayudar a establecer el reino de Dios, de modo que cuando las obras ya tienen cierta madurez, se entregan a la iglesia local, que en la parroquia de Santa María Magdalena se ha trabajado durante 35 años con espíritu misionero. La misión está cumplida”. (Medina, 42: 2002). De ese modo, se daba fin a una etapa misionera exitosa de la iglesia católica.



La primera niña en ser bautizada en esta parroquia fue Raquel García Gómez, nacida el 13 de febrero de 1953 e hija de Eduardo García y Efigenia Gómez Pérez, y su madrina fue Mercedes Díaz de López. El acto religioso fue celebrado el 18 de febrero de 1967. Asimismo, según se consigna en el Libro de Matrimonios, el primer enlace nupcial fue el de Manuel de Jesús de León y María Berta Enriqueta Díaz Cruz, el 18 de febrero de 1967.

 

Actualmente, el párroco encargado es el sacerdote Víctor Aníbal Patzán. En el lugar se ofician misas los lunes, martes, jueves, viernes y sábados, a las 18 horas, y los domingos a las 8, 11 y 18:30 horas, a las que asisten fieles provenientes del barrio Gerona, y las colonias Lourdes, 5 de Octubre y 15 de Agosto, así como de la Barranquilla y La Limonada.


Programa Barrio Querido
Dra. en Letras Frieda Liliana Morales Barco

 

Lecturas: 5798