Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

230 años de fundación de la ciudad de Guatemala

Barrio El Gallito, zona 3

Centros Educativos
 


Escuela Oficial Nacional Mixta “Simón Bolívar”



Cuando se llevó a cabo la repartición de los lotes en este barrio, el Comité estableció dejar espacio para la construcción de una escuela, una iglesia católica y un templo evangélico, lo cual fue recibido con beneplácito por el Gobierno, que emitió un acuerdo fechado el 3 de mayo de 1932. Sin embargo, esta disposición nunca fue ratificada.

 

Instalaciones de la escuela.

La escuela de El Gallito llevaría el nombre de Antonio José de Irisarri, pero el 11 de septiembre de 1933 fue cambiado por el de Escuela República de Panamá, por las buenas relaciones mantenidas con este país.



No obstante, el aumento de la población escolar obligó la creación de nuevos centros educacionales en la capital y en distintas partes de la república, así como la adjudicación de nuevas profesoras para sumarse a las ya existentes.



De esa manera surgió la Escuela “Simón Bolívar, No. 15”, mediante el acuerdo emitido el 30 de julio de 1935 y ratificado por el presidente Ubico, que al inicio estuvo ubicada en la 20 calle, zona 1, pero tras el terremoto de 1976 sufrió serios daños por lo que fue trasladada durante algún tiempo al patio de la Escuela “Pedro de Betancourt”.



Debido a las incomodidades que esta medida ocasionó, las autoridades ministeriales, a través de la resolución 32-98 emitida el 24 de julio de 1998, autorizaron al director, Pablo Salazar, a trasladarla de una casa alquilada, situada en la 19 calle 1-26, zona 1, al inmueble ubicado en la 13 Calle “A” 3-41 y 3-45, con salida a la 13 calle “B” 3-46, zona 3, barrio “El Gallito”. La mudanza tuvo lugar el 30 de julio de 1998, según consta en el Acta 449 del libro de esta escuela, a un edificio de tres pisos.



El personal docente está integrado por 10 profesoras que atienden seis grados de primaria urbana, y la directora administrativa, Mirna Eugenia Zuleta Guerra.



Colegio Mixto “Juana de Arco”



Fue fundado por el sacerdote Germán González, de la Congregación de Hijos de San Vicente de Paul, en 1945, y está ubicado en la 14 calle 4-40, zona 3, barrio El Gallito.

 

Canchas deportivas del colegio Juana de Arco.

El nombre fue tomado después de un viaje por estudios sacerdotales que el religioso hizo a Francia en 1920. Durante el tiempo que estuvo en aquel país fue testigo del proceso de canonización de Santa Juana de Arco. A su regreso a Guatemala fundó cinco obras de servicio social, dos de las cuales, en la actualidad, están a cargo de las Hermanas de Bethania.



En 1976, el terremoto destruyó las instalaciones del colegio, que en ese entonces contaba con un edificio de cuatro pisos y albergaba a 1,000 alumnos de preprimaria, primaria, básico y diversificado.



Sin embargo, el sacerdote, empeñado en su labor educativa, salió de inmediato a solicitar ayuda económica en el exterior para recuperar sus obras y, en especial, el edificio del colegio, el cual se volvió a construir, pero esta vez de dos pisos.



El religioso falleció el 29 de mayo de 1985, y legó el cuidado de sus obras a la Asociación Cadetes de Cristo, fundada por él en 1942, y que administró durante 13 años. En 1998, las Hermanas de Bethania se hicieron cargo del colegio y continuaron la labor educativa, además de pasar a formar parte oficialmente de la referida entidad, el 26 de julio de 2001.



Desde su fundación, el colegio “Juana de Arco” ha gozado de mucho prestigio y tradición en el medio escolar de la ciudad. Su banda marcial fue una de las más connotadas en desfiles y actos cívicos. En la actualidad, un grupo de ex alumnos está tratando de hacerlo resurgir, pero a causa de los problemas que afronta el barrio, la tarea es ardua.



Escuela de Párvulos “GMS”



Fundada en 1969, fue patrocinada en su totalidad por Guillermo Méndez Santizo, más conocido como don Yemo o don GMS, quien la hizo parte de la responsabilidad social de su empresa.

 

Alumnos de la escuelita de párvulos.

El personal docente lo integran dos profesoras parvularias y la directora, quien es una de las hijas de don Guillermo. A los niños se les provee gratuitamente de útiles y refacción; la única cuota que pagan los padres de familia es la inscripción al inicio del año escolar.



Durante sus 33 años de funcionamiento muchos niños de El Gallito que pasaron por allí se han convertido en profesionales de éxito y conservan el recuerdo de aquellos gratos momentos.

 

Cada año, 100 niños del sector asisten de forma gratuita a recibir educación preescolar. “Estos niños son mi mayor orgullo; no sólo plantamos en ellos la semilla del saber, sino que también conocen a Dios a través de la eucaristía”, puntualiza Méndez Santizo.
 
 
Programa Barrio Querido
Dra. en Letras Frieda Liliana Morales Barco
Lecturas: 6709