Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

 
230 años de fundación de la ciudad de Guatemala

Barrio El Gallito, zona 3

Centros Religiosos
 

Parroquía Santísima Trinidad.

Ciudad de Guatemala, agosto de 2006/La religión está íntimamente ligada a todos los aspectos de la vida diaria de gran parte de la población, por lo que sus diferentes manifestaciones no pasan inadvertidas.


Las misas de acción de gracias se celebran en las distintas etapas de vida de los creyentes, desde el nacimiento hasta su muerte. Además, las fiestas religiosas son expresiones populares y culturales que propician la participación directa de los vecinos, y fortalecen el sentimiento de arraigo, pertenencia y solidaridad.


Con base en el derecho constitucional de libertad de culto, en el barrio El Gallito se practican las religiones católica, evangélica y otras, las cuales tienen diferente número de seguidores. Allí se encuentra la iglesia Cristo Ebenezer, discipulado Centro de Restauración Familiar Ministerio Ebenezer, que celebra su culto los miércoles de 19 a 20 horas; la misión evangelizadora parroquia Santísima Trinidad, Casa Abierta, 14 calle 3-31, zona 3; Primera Iglesia del Nazareth, 13 calle y 3ª. Av., a la par del mercado; y Jesucristo Manantial en el Desierto, 4ª. Av. 13-63, todas en la zona 3.


Parroquia “Santísima Trinidad”


La edificación de la Casa de Dios en el barrio El Gallito se remonta a 1935, cuando el entonces presidente, Jorge Ubico, donó un terreno a través de un acuerdo gubernativo de fecha 8 de junio. Esta acción generó, de inmediato, la formación de un comité integrado por Vicente Manzano, Antonio Bobadilla, Juan Gándara, Francisco Gálvez, Trinidad Pérez, Rogelio Coronado, Flavio Paredes, Miguel Segura y Aquilino Corado, quienes junto al sacerdote Bernabé Salazar organizaron varios eventos con el fin de recaudar fondos para la construcción del templo.


Además de las actividades en mención, hubo feligreses que hicieron donaciones a la iglesia, como el Alcalde Mario Méndez Montenegro, quien obsequió las dos puertas principales, las cuales habían pertenecido al Museo Nacional, ya demolido; 15,000 ladrillos tayuyos; cinco puertas de madera de cedro de dos hojas, y 500 ladrillos cuadrados de cemento que provenían del mercado del Sur 1.


Mientras se llevaba a cabo la construcción, también se celebraban misas y se comenzó a venerar un cuadro de augusto misterio. Posteriormente, en 1939, se adquirió la imagen que se venera hoy en el oratorio de la colonia Trinidad, zona 3.


Seis años más tarde llegó de Europa la imagen de la Santísima Trinidad, que actualmente preside el altar mayor de la parroquia, cuyo acto solemne de bendición tuvo lugar el 6 de enero de 1946 en el templo de El Calvario, 18 calle, zona 1, y luego fue llevada en procesión hasta el barrio El Gallito. Así pasaron 12 años, hasta que el 14 de junio de 1947 la iglesia de El Gallito fue elevada a la categoría de parroquia, por lo que se considera esta fecha como la de su fundación.


Entre las actividades que se desarrollan en esta parroquia están la formación de coros y niños acólitos, un plan pastoral de evangelización que estimula retiros, conformación de pequeñas comunidades en casas de oración, catequesis a cargo del sacerdote, en las escuelas y parroquia; ministerio de niños, jóvenes, enfermos y de rescate; pastoral juvenil y acción social.

Los párrocos de este templo han sido los sacerdotes Bernabé Salazar, Guillermo Flores, Manuel Fulgencio López y el actual, José Luis Grajeda Arango.

Los horarios de misa son, los domingos, a las 7, 8:30, 10 y 19 horas. De lunes a sábado a las 19. También se ofician bautizos, primeras comuniones, confirmaciones, matrimonios, cuerpo presente, aniversarios luctuosos y de acción de gracias. La jurisdicción de acción evangelizadora abarca, de Norte a Sur, de la 12 a la 20 calles, y de Este a Oeste, de la Avenida Elena hasta el barranco de la zona 3.


La fiesta principal se celebra el primer domingo de junio de cada año en honor a la Santísima Trinidad. La parroquia de El Gallito también destaca por sus suntuosos cortejos procesionales en Semana Santa, como el de Jesús Nazareno o Redentor del Mundo.


Jesús Nazareno Redentor del Mundo o Jesús de El Gallito
 

En Semana Santa esta imagen recorre las calles de El Gallito.

Esta imagen es conocida tradicionalmente como Jesús de El Gallito, para identificarlo como propiedad de la parroquia de este barrio, y está dedicado a la Santísima Trinidad.


La imagen fue burilada por el maestro Francisco Tánchez, vecino del barrio, a la edad de 18 años. Una particular coincidencia es que el mismo escultor fue quien talló la imagen de la Santísima Virgen de Dolores, venerada en esta parroquia, donada el 25 de marzo de 1950.


Lo que hace especial a esta imagen del Nazareno es que está provista de un giro en el cuello, que demuestra el tormento y la angustia. Es de tez morena, mirada suplicante y con un golpe en el pómulo izquierdo que permite ver la epidermis. Sus labios entreabiertos dejan apreciar parte de la dentadura, y sus manos entrelazan la cruz, que carga sobre su hombro izquierdo. Uno de sus pies se encuentra pegado a su peaña y el otro está en actitud de caminar.


Las imágenes de San Juan y Santa María Magdalena son atribuidas a don Francisco Tánchez, aunque no consta en un documento escrito, sino sólo con el relato de la esposa del maestro, Catalina Vda. de Tánchez.


La Hermandad de la Parroquia de El Gallito y sus procesiones
 

Santísimia Virgen de los Dolores.

La Hermandad fue fundada el 2 de febrero de 1950. Su primer presidente fue Aquilino Corado (QEPD). En sus inicios contó con escasos miembros, y entre sus principales actividades estaba la de trabajar con el fin de conseguir los elementos necesarios para que saliera la procesión de Jesús Nazareno.



El primer recorrido tuvo lugar la mañana del 6 de abril de 1950, Jueves Santo. A los pocos años se trasladó para el Cuarto Domingo de Cuaresma (y así lo continuó haciendo, hasta la actualidad). En sus primeros tiempos los cargadores vestían el uniforme de cucurucho de la Asociación de Jesús Nazareno de Candelaria.



Años más tarde, la participación de los devotos fue en descenso, y fue necesario hacer esfuerzos extraordinarios para que la procesión no dejara de salir. En 1972 llegó a la parroquia el sacerdote Manuel López, proveniente de Antigua Guatemala y dio a la actividad religiosa un nuevo impulso, que le fue dando mayor solemnidad. Desde entonces se elabora un altar con telón, en el que resalta la imagen de Jesús sin cruz y con un mensaje bíblico, como en las tradicionales velaciones que se llevan a cabo en la ciudad colonial.

 

Los devotos que han tenido a su cargo la presidencia son Aquilino Corado García (QEPD), Adelso Marroquín, Gilberto Rosas (QEPD), Víctor Pérez (QEPD), Víctor Mayorga (QEPD), Francisco Cabrera, Abel Núñez, Marco Antonio García, Julio Leonel Mérida Herrera y Efraín Dardón.
 
 
Programa Barrio Querido
Dra. en Letras Frieda Liliana Morales Barco
Lecturas: 7530