Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Historias y memorias de la Ciudad de Guatemala

Plaza de los Mariachis, zona 3

Un poco de historia

Maqueta de la nueva remodelación de la Plaza Mariachis.

Ciudad de Guatemala, septiembre de 2006/ En México, la palabra mariachi denomina a la música más representativa y tradicional de ese país, a quienes la interpretan, así como al traje y el conjunto mismo.



En relación con su etimología, se ha hablado mucho de ello, y los estudiosos han elaborado varias teorías para determinar su origen lingüístico. De ese modo, algunos consideran que el término correspondía al nombre del árbol de pilla o de cririmo, que era usado para fabricar las guitarras y con cuya madera también se construía la plataforma donde los músicos tocaban y los aldeanos bailaban.

 

Otra acepción es la de su origen francés, la más popularmente difundida. Según ésta, el vocablo parece ser una deformación de la palabra francesa “marriage”, que significa matrimonio, y que fuera acuñada durante la intervención francesa en territorio mexicano en 1862, ya que en sus fiestas, y principalmente para las bodas o “marriages”, los europeos solían contratar músicos locales para alegrarlas. Con el transcurso del tiempo la palabra se castellanizó hasta convertirse en “mariachi”, y pasó a designar tanto la música como a los ejecutantes.



A pesar de ello, según relatos históricos, como conjunto musical, el mariachi tiene sus raíces más antiguas en la ciudad norteña de Cocula, estado de Jalisco, México, donde todavía hoy se canta una copla de "Cocula", compuesta por Manuel Esperón, y que dice así:

 

"De Cocula es el mariachi,
de Tecalitlán los sones,
de San Pedro su cantar,
de Tequila su mezcal..."

 

En este lugar, según cuentan, comenzó el origen del mariachi con una melodía titulada “María H. son”, dedicada a la Virgen María Purísima, con acompañamiento de violines, guitarras, vihuelas y arpas, que reflejaban la influencia española. De hecho, al principio estos instrumentos habían sido pensados para ser ejecutados únicamente en la ceremonia religiosa, pero pronto su uso trascendió los límites de la Iglesia hasta llegar al campo laico. Por ello, durante muchos años el mariachi fue considerado, sobre todo, un género que servía de acompañamiento para bailar, y que se aprendía y enseñaba “de oído”.

 

Origen de la música Marichi

Su popularización sobrevino en la década de 1930, cuando el presidente Lázaro Cárdenas, en un esfuerzo por unificar las diversas regiones del país mediante una tradición cultural y musical común, invitó al Mariachi Vargas de Tecalitlán a que lo acompañara en su campaña en 1936 a través de todo México, consolidando de así este estilo musical. Dicha agrupación había sido fundada en 1898 y marcó la pauta para lo que hoy se conoce como el mariachi moderno.



A partir de ese momento, su música y su imagen fueron popularizadas en el mundo entero por el cine, y se unió entrañablemente a la de grandes figuras de la canción mexicana como Jorge Negrete, Pedro Infante, Lola Beltrán, Chavela Vargas, Vicente Fernández, Pedro Vargas, Cornelio Reyna, Lucha Villa y, en tiempos más recientes, a la de Alejandro Fernández.



En Guatemala, esta tradición remonta a 1965, año en que comenzaron a aparecer los primeros grupos en la 16 calle, entre la 4ª. y 5ª. avenidas de la zona 1, en el restaurante bar Juárez. En este establecimiento se reunían los mariachis Los Charros del Bajío, Los Gavilanes y Estrellas de mi tierra, y cuando ya no había nada en el bar, recogían sus cosas y se iban caminando por toda la 6ª. Av. hasta llegar al restaurante La Tablita, ubicado en la 12 calle y Avenida de la Reforma, zona 10, y allí continuaban la fiesta.



Así pasaron los años, hasta que los vecinos se cansaron y se quejaron por el ruido que hacían; pero como ya habían hecho clientela, como relata don Manuel de Jesús Rodríguez, poco a poco se fueron quedando en la Plaza España, donde empezó a llegar la gente a pasarla bien. En este lugar permanecieron hasta 1982, cuando fueron desalojados debido a la visita oficial al país de Su Majestad, el Rey de España, don Alfonso de Borbón.



A raíz de este incidente, los mariachis fueron reubicados a inmediaciones de El Trébol, en el bulevar Liberación. Posteriormente, a iniciativa del Alcalde Álvaro Arzú, se les dio en acta la concesión del lugar conocido como El Hoyón, cerca del Estadio Municipal en la zona 3, a los grupos Mariachi Monterrey, Mariachi Centro América, Mariachi Guadalajara, Mariachi Señorial, Mariachi Charros del Bajío y Mariachi Charros del Tenampa.



Sin embargo, en este lugar no duraron mucho tiempo, porque llegaban los llamados “caseteros”, que no obedecían los reglamentos y decidieron poner discotecas o pistas de baile, con lo cual se originaron malos entendidos entre los grupos norteños y de mariachis. Esta situación los obligó a abandonar el lugar y retirarse hacia la plaza que está alrededor del parque San Francisco de Asís, denominada El Redondel.



Debido a que los mariachis que se reunían en esta plaza no podían ofrecer sus servicios dignamente, se organizaron en el Comité Único de Barrio (CUB), sector Cultural, Plaza de Mariachis de Guatemala La Ceiba. De esta forma presentaron a la Alcaldía auxiliar del sector la iniciativa de remodelación y construcción de instalaciones adecuadas, con el fin de disponer de un espacio seguro para poder cantar. Tras varias discusiones, el proyecto se sometió a adjudicación con fondos de la comuna provenientes de la tributación del IUSI, y el mismo fue aprobado por la Unidad Ejecutora de la Dirección de Desarrollo Social de la Municipalidad de Guatemala. La maqueta fue elaborada por Marina Guzmán, Karina Pérez y César Cardona.



La plaza en mención fue inaugurada el 2 de septiembre de 2006, fecha en la que, además, se celebra el Día Internacional del Mariachi, y fue construida con un costo de Q674,915.59. El referido espacio será administrado por la junta directiva del CUB y apoyado por la Alcaldía auxiliar. Esta junta está integrada por Everildo Pineda y Pineda (presidente), Genaro Sinay R. (vicepresidente), Carmelo Garrido (secretario), Juan Alberto Contreras (tesorero), Manuel de Jesús Rodríguez (vocal I) y Juan Bautista Hernández (vocal II).



En el lugar habrá estacionamiento seguro, así como puestos de comida y venta moderada de bebidas alcohólicas, y está previsto que se convierta en un punto de atracción turística de la Ciudad de Guatemala.



El ambiente que propició el surgimiento de los grupos de mariachi en la capital se formó en las proximidades de la 18 calle, entre la 4ª a la 9ª avenidas de la zona 1, Centro Histórico, en especial alrededor de los restaurantes El Zócalo, La Fuente, Los Pollos, El Signo; las barra-show, cafeterías orientales y las primeras carretas Chévere.



Asimismo, en las plazas Barrios y del Amate, donde tenían su terminal los ruleteros, y en el bingo El Calvario. Estos establecimientos atraían a público diverso durante el día, pero el que se quedaba a medianoche, después del cerrar el bingo, requería de entretenimiento. Es aquí donde entran a jugar su papel los músicos de mariachi y norteños.



Según escribió el periodista Ramírez Espada en un artículo publicado en Prensa Libre el 31 de mayo de 1998, la diferencia entre el mariachi mexicano y el guatemalteco estriba en que este último es más versátil, porque interpreta varios géneros, desde cumbia hasta clásica, como “La Boda”, de Luis Alonzo. Además, mientras el primero utiliza concertina, guitarra, vihuela y guitarrón, el segundo agrega a esos instrumentos una trompeta.



La gente busca a los mariachis porque su música es alegre y pueden desplazarse de un lugar a otro para dar una serenata o animar fiestas de bautizo, privadas, 15 años y otras. También los buscan para cantar en la puerta de una iglesia o acompañar a los novios al altar, y hasta en funerales. Camino al cementerio, las canciones más solicitadas son “Amor eterno”, “Cruz de madera”, “Te vas, ángel mío”, y a la hora de que el albañil coloca el último ladrillo, se suele pedir “Las golondrinas".

 

Programa Barrio Querido
Dra. en Letras Frieda Liliana Morales Barco
Lecturas: 10033