Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Barrio Querido

Mercado de Flores

Cementerio General de Guatemala
 
Municipalidad de Guatemala
El Mercado de Flores fue construido en 1971, a un costo de Q75,000.

Ciudad de Guatemala, julio de 2008/ La modernización de los servicios de los mercados de la ciudad de Guatemala sobre bases técnicas, económicas y sociales ajustadas a la realidad, y la creación de una zona de intercambio comercial a nivel nacional, figuraron en la lista de ocupaciones de la administración del Alcalde Manuel Colom Argueta (1970-74); por esa razón, puso en marcha un plan de remodelación y construcción de nuevos mercados en la capital.

 

Entre estos proyectos estuvo la creación del “Mercado de Flores” anexo al Cementerio General, en 1971, un local cómodo y moderno en donde se dio espacio a los numerosos vendedores de flores que antes improvisaban sus puestos en la vía pública, es decir la parte exterior del cementerio, expuestos a las inclemencias del tiempo.

 

Ubicado en la 18 calle final de la Avenida del Cementerio, zona 3, y localizado en un predio 1,600 metros cuadrados, en el lado Norte, el Mercado de Flores cuenta de 185 puestos de venta para flores y 11 para venta de jarcia y alfarería.

 

Municipalidad de Guatemala
Fotografía tomada durante la construcción del Mercado de Flores de Guatemala.

Toda el área que ocupa el mercado está techada, con una altura y ventilación adecuadas para propiciar un ambiente fresco, dada la naturaleza de los productos que allí se expenden. La estructura cuenta con columnas de concreto que soportan vigas de hierro abierto, con cubierta de lámina de canaleta de duralita.

 

Además, en este mercado se dispone de una moderna red de drenajes para garantizar un aseo permanente. Todos los puestos para la venta de flores tienen su propia pila, a efecto de mantener los productos en inmejorable estado.

 

Por otra parte el mercado tiene amplias calles interiores, para facilitar el paseo de compradores. Una rampa de acceso, construida en el lado norte del edificio permite realizar las operaciones de carga y descarga de los productos en forma rápida y sencilla. También dispone de un puesto de control diseñado en tal forma que facilita la supervisión adecuada del funcionamiento del mercado desde las oficinas municipales.

 

El mercado fue construido a un costo de Q75,000 y estuvo a cargo de la Dirección de Obras. En la parte posterior de dicho edificio funcionaba una escuela dominical de Artesanía, a la cual concurrían muchas personas.

 

Durante la Administración del Alcalde Alvaro Arzú, estas instalaciones han sido remozadas en aspectos de infraestructura, conservando su diseño arquitectónico original.

 

En un artículo de la Dirección de Abastos del 28 de febrero de 2008 se destaca que “Como parte de los logros alcanzados a la fecha se encuentran los proyectos de reparación de canalización de agua, el cambio del sistema eléctrico y la iluminación de todo el mercado, control de los desechos, reparación y mantenimiento de persianas metálicas, así como el ordenamiento del área de carga y descarga, y parqueo vehicular, todos estas obras ejecutadas con fondos municipales.

 

“Este año, la Dirección de Abastos de la comuna capitalina tiene proyectada la ejecución de una nueva red de agua potable y drenajes, la construcción de una verja frontal y la modernización del mercado a través de la implementación de la ventanilla de recaudación municipal y la construcción de clínicas médicas para inquilinos y visitantes, entre otros”.

 

El horario de atención al público en el Mercado de Flores es de lunes a domingo, incluyendo días festivos como el 14 febrero, Semana Santa, 10 de mayo y el 1 de noviembre, entre otros, de 7 a 18 horas. Además, dentro de sus instalaciones se encuentran disponibles tres marmolerías.
 
Dra. en Letras Frieda Liliana Morales Barco
 
Lecturas: 9368