Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Barrio Querido

Parque Jocotenango, zona 2

Sitios de Interéss
 
Revitalización de parque Jocotenango.

Ciudad de Guatemala, julio de 2007/ El Parque de Jocotenango, más conocido antaño como “Plaza de Jocotenango”, está situado en la Calle Real ó 6ª Avenida y 3 y 4ª calles de la zona 2 de la Ciudad de Guatemala,  y  en el período de 1777 a 1879 constituyó el centro social y comercial del Pueblo de Indios de Jocotenango de Nuestra Señora de la Asunción. En este mismo sitio fueron construidos también el Templo de Nuestra Señora de la Asunción (inaugurado en 1804), una fuente estilo colonial y un lavadero público, y para rematar, el paisaje fue engalanado, en 1778, con la siembra de una Ceiba, la cual fue talada el 15 de febrero de 2003.

 

En la actualidad, el único vestigio que ha permanecido de este conjunto arquitectónico es una fotografía tomada por el inglés Eadward Muybridge en 1875, durante una visita que realizó al país. Esa imagen concreta perduró en las mentes de los capitalinos y visitantes solamente cien años. Pues, en 1879 el encanto pueblerino del lugar se rompió debido a la emisión del Decreto 241 signado por el Presidente General Justo Rufino Barrios que disponía la supresión del Municipio de Jocotenango y lo anexaba como un cantón más a la estructura urbana de la ciudad. El patrimonio cultural de la imaginería fue rescatado por el Alcalde de Jocotenango de esa época, don Timoteo Leche y el Párroco, quienes guardaron las imágenes en casas particulares.

 

Durante esa centuria, Guatemala, como país, llevó a cabo su independencia de la corona española, que posibilitó su conversión a una nación autónoma y creó, en seguida, la Confederación Centroamericana. Esta situación política no duró mucho tiempo, pues en 1847, a través del Decreto 15 del 21 de marzo emitido por el Presidente Rafael Carrera, el Estado de Guatemala se transformó en “República”. Posteriormente, hacia el último tercio del siglo XIX, el país comenzó a experimentar una serie de transformaciones económicas, sociales y culturales, que derivaron en la ejecución de la Reforma Liberal de 1871 liderada por el General Justo Rufino Barrios y el General Miguel García Granados. A partir de este periodo, la ciudad se posiciona progresivamente como un núcleo urbano muy importante a nivel nacional y del istmo.

 

Antigua plaza.

En ese contexto, entre los cambios más significativos que se producen en la ciudad está la creación de un espacio para efectuar carreras de caballos, por ser éste un deporte del agrado del señor Presidente Justo Rufino Barrios y porque era una afición tradicional del público que se reunía cada año para la celebración de la Feria de Jocotenango. De esa cuenta, se formó la Sociedad “Hipódromo del Norte” el 30 de agosto de 1881. Pero para poner en marcha estas acciones, hubo que realizar modificaciones radicales en el trazo urbano de esta parte de la ciudad que consistió en abrir un camino que condujera directamente de la plaza al Hipódromo. Para el caso, en septiembre de ese mismo año, se procedió a abrirlo, recibiendo el mismo, el nombre de Avenida del Hipódromo.

 

Estos factores, entre otros, fueron los que dieron paso a la demolición del conjunto arquitectónico mencionado líneas arriba, sobreviviendo únicamente la centenaria Ceiba. Después de estos hechos, alrededor de la plaza, durante más de tres décadas después, se constituyó en un polo social de la ciudad y en atractivo turístico.



La plaza, por otro lado, se transformó en un espacio baldío que de 1881 a 1899 era utilizado para la celebración de la tradicional “Feria de Jocotenango” en el mes de agosto. Luego, se utilizo, en el periodo de 1900 a 1919, para conmemorar a la Juventud estudiosa del país por medio de las “Fiestas Minervalias” instituidas en la administración de Manuel Estrada Cabrera.

Continúa...

Lecturas: 11421