Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Barrio Querido

Parque Minerva

Sitios de Interés
 
Detalle de ranas en fuete de parque Minerva.

Ciudad de Guatemala, julio de 2007/Este parque fue conocido en los siglos XIX y XX como bosque Minerva, y estaba ubicado en la parte posterior del Diamante de Béisbol Minerva y del Mapa en Relieve. Cuando se construyó el Hipódromo, en 1881, alrededor del mismo se sembraron árboles de ciprés para conformar un muro natural, el cual permitía un mejor desempeño de los caballos al evitar corrientes de aire bruscas y, al mismo tiempo, sus ramas servían de observatorio ideal para los espectadores de escasos recursos. También, en su interior, había un hermoso quiosco y una laguna artificial adornada con una sirena al centro. Con el transcurso del tiempo, el bosque se convirtió en un bello paseo al aire libre, donde se veía a los vecinos disfrutar de reuniones familiares y “meriendas de campo”.

 

Sin embargo, la forma como se le conoce en la actualidad la tomó en la década de 1930, durante la presidencia de Jorge Ubico Castañeda (1930-1944). Se construyeron hermosos jardines, con buganvillas que armonizaban con una pileta de bronce, de la cual sólo se conserva la mitad, cuyo borde está adornado por ranas. Hacia 1938, se tomaron en cuenta algunas sugerencias plasmadas en la tesis de graduación del ingeniero José Luis Buscayrol, que proponía crear un espacio de juegos para niños, una cancha de fútbol, así como otras para gimnasio y prácticas de básquetbol, y un mejor trazado del parque. La mayoría de las recomendaciones fue aceptada, por lo cual se construyó la cancha de fútbol, otro diamante de béisbol más pequeño y un par de piscinas.

 

Asimismo, el área infantil que consta de un pequeño circuito ferroviario, con ruedas y otros juegos. Durante muchos años, este parque ha hecho las delicias de grandes y chicos. ¿Quién no disfrutó del famoso resbaladero gigante o un paseo en el trencito durante sus primeros años? 

Bosque Minerva.

Del parque Minerva, Antonio Villacorta se expresa así:

 

“Al Norte de la ciudad y del cantón Jocotenango se encuentra el parque Minerva, encantador sitio de recreo y asentado entre profundas barrancas, y en el que se respira ya el vivificante aire de nuestros campos. En su área se han construido lindos jardines, un estanque de natación y un gimnasio, destinados a los alumnos de las escuelas públicas, y el monumento al Trabajo, a cuyo pie llegan los obreros el 1 de mayo de cada año, al iniciarse las fiestas mundiales de ese día. Además, un bosquecillo de cipreses presta mayor atractivo al lugar, dándole aspecto agreste en una de sus partes”. (1926: 157)

 

Este espacio de recreo para muchos guatemaltecos comenzó a decaer después del terremoto de 1976, y durante algún tiempo estuvo abandonado hasta que a principios del siglo XXI las autoridades municipales emprendieron una serie de proyectos de remozamiento y revitalización del área.

 

Lecturas: 2781