Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Barrio Querido

¿Sabía usted que…

Cantón Jocotenango
 

 

…un paseo muy especial en el área norte era la “arboleda de los naranjos”, sobre la 6ª. Av., entre la 1ª. y 3ª. calles de la zona  2?

 

…el único recuerdo que persiste de la iglesia de este pueblo es la imagen del Padre Eterno, que fue traída de Antigua Guatemala a principios del siglo XIX y hoy se encuentra en la iglesia de San Sebastián, venerada los miércoles?


…la iglesia y el cementerio donde actualmente está ubicado el parque Jocotenango fueron destruidos en 1874, para dar paso a la construcción del Hipódromo del Norte?

 

…la celebración católica del Corpus Christi, en el pueblo de Jocotenango, constituyó un sano esparcimiento para los vecinos de la Ciudad de Guatemala en el siglo XIX?

 

…durante el gobierno de Reyna Barrios (1892-1898) se trató de erigir un monumento en homenaje a Francisco Morazán, considerado prócer centroamericano, una estatua ecuestre que se instalaría en la plaza de Jocotenango? El espacio quedó vacío mucho tiempo, hasta que en 1960 la Asociación de Damas Hondureñas donó el busto que hoy se ubica en el mismo parque.


 
…el antiguo parque Morazán se llama en la actualidad Jocotenango? Cuenta la historia que por razones político ideológicas nunca se construyó el monumento ecuestre a Francisco Morazán, sino que sólo su base, revestida de mármol, la cual posteriormente fue cedida a la iglesia parroquial universitaria de Guadalupe, para la construcción de su altar mayor. Lo único que llegó a colocarse tardíamente fue su busto.

 

…que la estatua ecuestre prometida para ser instalada en la plaza Jocotenango, en la época de Reyna Barrios (1892-1898), sí fue esculpida, pero a causa de la polémica que generó no llegó a colocarse? Lo que sí se hizo, para no desperdiciar el monumento en cuestión, fue cambiar la cabeza de Morazán por la de Reyna Barrios, y actualmente la podemos apreciar en la Avenida de la Reforma, frente al Ministerio de Educación.


 
…en el Palacio Nacional se emitió el siguiente acuerdo? Guatemala, 20 de septiembre de 1881. Considerando: que en virtud del contrato que se aprobó por acuerdo del 21 del mes próximo pasado, quedó comprometido el Gobierno a abrir la avenida que, de la plaza de Jocotenango, partirá directamente hasta el Hipódromo, y que es oportuno dar principio a esta obra tan pronto como sea posible. El General Presidente acuerda: autorizar a la Secretaría de Fomento para que gaste todas las sumas que sean necesarias tanto en la formación y ornado de la avenida, como en indemnizaciones a los dueños de los puntos cuyas propiedades sea preciso ocupar para el objeto. Comuníquese.– Rubricado por el Señor General Presidente.– Sánchez.

 

…las residencias ubicadas en la Av. Simeón Cañas se distinguieron por su arquitectura singular, influenciada por construcciones americanas y europeas de principios del siglo XX?
…según las memorias de María Alberto Mencos vivían por estos rumbos las familias de Amelia Urruela, Beguerisse (más tarde Consulado de México), José Bustamante, Arias, procedente de Honduras; Emilio Petrilli, Juan Viteri, Antonia de Camacho (Villa Antonia, un chalet con una torrecita elegante), Clara S. de González, Giocondo Granai, Joaquín López, Ludolfo Klusmann, Enrique Batres S., Enrique Arzú Romá, entre otras, y que allí también estaban ubicados el Instituto Nacional de Vacuna y los salones del Hipódromo?

 

…Carlos Gustavo Martínez Nolasco vivía en el último chalet a mano derecha, en dirección al Templo de Minerva?

 

…la Plaza de Armas, hoy Plaza de la Constitución, era el punto de partida de los tranvías que surcaban la ciudad por diferentes rutas? Una línea iba al Hipódromo del Norte, por la 6ª. Av., con el más pintoresco recorrido, porque desde la 1ª. calle entraba en una arboleda de naranjos; luego bordeaba el parque Morazán (hoy Jocotenango), y de ahí hacia la Avenida del Hipódromo, con verdes y frondosos árboles y que, por aquel tiempo, ostentaba las más bellas construcciones que había en la ciudad: graciosos y elegantes chalets, construidos con el mejor gusto. (Mencos: 27)  


     
…la Feria de Jocotenango se convirtió en una festividad que atraía a muchos visitantes del interior del país y extranjeros, y que se conmemora  en honor de la Virgen de la Asunción,  patrona de la ciudad de Guatemala, celebración que se realiza cada 15 de agosto desde 1881 en la ciudad de Guatemala, y en otros municipios del interior, de los cuales también es patrona, como:

 

Joyabaj, Quiché                                       Guatemala, Guatemala
Nebaj, Quiché                                         Cantel, Quetzaltenango
Asunción Mita, Jutiapa                             Chiquimula, Chiquimula
Tactic, Alta Verapaz                                Tacaná, San Marcos
Santa Eulalia, Huehuetenango                   Guazacapán, Santa Rosa
Jocotenango, Sacatepéquez                     Sololá, Sololá

 

…la Feria de Jocotenango fue trasladada en 1921 a los campos de Tívoli y Reforma, pero por protestas de los vecinos retornó a su lugar original?

 

…el presidente Jorge Ubico, en los años 30, trasladó esta feria a los terrenos de la finca nacional La Aurora, como parte de los festejos organizados por su cumpleaños, el 10 de noviembre?

 

…en la feria había juegos mecánicos, como el carrusel de caballitos, el chingolingo, atracciones circenses, comidas y bebidas, y por la noche, el zompopero?

 

…en las zarabandas, además de pagar el derecho al baile estaba prohibido salivar o botar las colillas de los cigarrillos, para no ensuciar o dañar los pies descalzos de las jóvenes y señoras  que participaban en la danza, y que había un letrero que indicaba dichas prohibiciones?

 

…la crema y nata de la sociedad guatemalteca se reunía en el Ballerina, donde lucían sus mejores galas, según la moda de la época, y bailaban al compás de las orquestas de marimba?

 

…   don Mario Garzazo Catalán reconstruyó el trencito del Hipódromo del Norte en 27 meses y lo inauguró el 15 de agosto de 1985? Esta maravillosa atracción hizo las delicias de miles de chicos guatemaltecos.

Lecturas: 4572