Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Barrio Querido
 
La Ermita del Carmen o Cerrito del Carmen
Su historia: Segunda Parte
 
Municipalidad de Guatemala
Torreon del Cerrito del siglo XVII.

Ciudad de Guatemala, enero 2009/Es en esta ciudad capital una muestra de las diversas formas que dieron a la almena los arquitectos del siglo XVII en Guatemala. Es indudable que el arquitecto que concibió los planos de esta pequeña iglesia, tuvo una ocurrencia feliz al fusionar las formas barrocas con elementos de la arcaica arquitectura militar, dándole a ese templo con sus torres de atalaya una presencia singular que evoca la imagen de un pequeño castillo feudal del siglo XII.

 

En la plazoleta de esta ermita hay un torreón también de estilo medieval, con almenas que recuerdan las fortalezas del siglo XII. Las almenas de los frisos de la iglesia son de variado estilo y en cambio, en ese remedo de torreón ellas son de corte rectangular idéntico al usado en las fortalezas del sitio citado. Está situado frente a la fachada de la iglesia y en el centro de su atrio y en la parte alta del torreón, justamente el lado que mira a la iglesia se encuentra una preciosa hornacina donde está representada la Santa Trinidad rodeada de querubines y además en la cúspide del torreón originalmente se levantaba una cruz de madera realizada por el Arquitecto Guido Albani. Era tan grande que podía ser vista desde muy lejos.

 

Es oportuno, también, resaltar el papel de la Cofradía de Nuestra Señora del Carmen, la cual desde su fundación tuvo en su poder bienes inmuebles, los que fueron aumentando con el correr del tiempo y hacia el siglo XVIII pasó a poseer unas tierras conocidas como “La Hacienda de la Virgen de la Ermita”, compuesta de cuatro caballerías y 57 cuerdas de terreno, situado en la parte noroccidental del templo. Fue medido por el agrodimensor Juan Antonio del Bosque el 14 de junio de 1751.

Municipalidad de Guatemala
Iglesia del Cerrito.

Estos bienes eran administrados por una junta directiva, encabezada por el cofrade mayordomo primero, quien rendía cuentas a la autoridad eclesiástica en ocasión de la visita canónica que el Obispo de Guatemala hacía periódicamente a las parroquias.

 

Durante sus 388 años de existencia, el templo también fue testigo y víctima de los arrebatos de la naturaleza. En 1917-18, los  terremotos causaron graves daños a la estructura, la cual fue reconstruida e inaugurada el 23 de noviembre de 1925 gracias a la intervención de grupos particulares. En 1976, nuevamente, a consecuencia del terremoto acaecido el 4 de febrero de aquel año, sufrió daños como el derrumbe del tercer nivel de la facha y la torre derecha, del lado norte; con daños menores, de agrietamiento, resultaron la bóveda de medio cañón, la fachada central y los muros externos e internos del templo, el campanario y el torreón.

 

A instancias del padre Patricio Busnardo, capellán del Cerrito del Carmen, la Dirección General de Obras Públicas, conjuntamente con el Instituto de Antropología e Historia, preparó un presupuesto de intervención con el costo total de Q76,500.00, a este monto se sumó también una contribución de US$8,421.28 proveniente de la Institución Alemana “Adveniat” y las contribuciones espontáneas de los fieles devotos de la Virgen del Carmen. Los trabajos fueron iniciados en octubre de 1979 por la Unidad de Rescate del Patrimonio Cultural, que dejó luego la responsabilidad a la Dirección General de Obras Públicas. La restauración duró cinco años.

 

Programa Barrio Querido
Dra. en Letras Frieda Liliana Morales Barco
Lecturas: 4634