Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

 
Fuentes, Monumentos y Calles
 

Fuente de Carlos III, Plaza España zona 9

Historia Primera Parte
 
Municipalidad de Guatemala
 

Ciudad de Guatemala, septiembre 2009/Este monumento fue erigido en la Plaza Mayor de la entonces Capitanía General del Reino de Guatemala, en honor y gloria de Su Majestad Carlos III e inaugurado el 18 de noviembre de 1789 en honor a la consagración al trono español del Rey Carlos IV y la Reina María Luisa de Palma, que fue uno de los acontecimientos más celebrados en España y sus colonias de ultramar. El Reyno de Guatemala, por tanto, no quedó al margen y para el caso, la fuente colonial que se empezó a construir en 1783, proyectada por el arquitecto real Marcos Ibáñez, delineada por el arquitecto segundo Antonio de Bernasconi y terminada por el maestro albañil Manuel Barruncho y el escultor Mathías de España, calló como anillo al dedo y se aprovechó para  conmemorar tan magna fecha. Al pie de la misma, consta la siguiente inscripción:

 

“Consagrada a la augusta munificencia e inmortal memoria del señor Rey Don Carlos III, día en que esta Mn y Ml celebró la proclamación de la católica magestad del señor Don Carlos IV que Dios prospere y construida a la orden y zelo del Mys. D. Josef de Estachería, brigadier de los reales exercitos presidente gobernador y capítan general de este reyno”. (Se conserva la grafía de antaño)

 

 

Municipalidad de Guatemala
Detalles de la fuente.

La fuente, de un puro estilo Renacimiento, consiste en un rústico peñasco que se levanta sobre un piso de tres gradas, adornado de cuatro caballos marinos y cuadro delfines. Los primeros arrojan agua por las narices, y los segundos, por la boca. Sobre ellos se eleva un cuerpo de arquitectura de orden corintio, abierto por cuatro lados, con arcos que permiten visualizar en el centro una estatua ecuestre del Rey Carlos III, la cual fue burilada por el maestro Mathías de España.

 

 

Tiene 14 varas de diámetro y 14 de alto. En los remates de la torre hay dos escudos de armas. Estos escudos, en 1822, se propuso en Asamblea Nacional Constituyente que fueran borrados y que debían ser sustituidos por los escudos de Armas del Imperio Mexicano, sin embargo, en aquella época no se aprobó. A este respecto, actualmente, se puede observar que si fueron borrados, ignorándose la fecha de tal acción.

 

 

Municipalidad de Guatemala
Desmontaje de la fuente en 1894.

Al respecto de este monumento, el historiador J. Villacorta, relata en la “Monografía del Departamento de Guatemala” que “En abril de 1783 llegó a esta ciudad el nuevo Gobernador, Brigadier don José de Estachería, quien además de muchas otras ideas administrativas, dio gran impulso a la fábrica de los edificios destinados al servicio público. De esa cuenta, hizo levantar en el centro de la Plaza de Armas una fuente monumental, de piedra de cantera de Barbales, que contenía un templete, dentro del que se colocó una estatua ecuestre del rey Carlos III, todo según planos de don Antonio Bernasconi. El monumento lo inauguró el gobernador el 18 de noviembre 1789 y allí perduró por más de un siglo, hasta que en 1895 fue demolida para construir en su lugar un kiosco destinado a la Banda Marcial”. (1926: 151)

 

 

Pero, en realidad, no fue demolida, sino desmontada. Se ordenó que sus piezas fueran trasladadas al final del Paseo de La Reforma, donde se levantaría nuevamente, sin embargo, solamente se cumplió la primera parte del contrato, pues las piezas no llegaron a su destino final por lo pesado de sus piedras, quedando las mismas en una bodega en el sitio que hoy ocupa el Banco de Guatemala en el Centro Cívico. Así, abandonadas a su suerte, con el correr del tiempo las piezas de este monumento se fueron perdiendo, hasta que el escritor Enrique Martínez Sobral las encontró casi todas en los alrededores de la Penitenciaría Central y convenció a los miembros del Club Rotario de Guatemala para que se interesaran en armarla de nuevo.

 

Dra. en Letras Frieda Liliana Morales Barco
 
Lecturas: 16645