Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Fuentes, Monumentos y Calles
 
Miguel García Granados (1809-1878)
Introduciéndonos a la historia
 
Municipalidad de Guatemala
Miguel García Granados nació en Sevilla España en 1809 y murió en la Ciudad de Guatemala en 1878.

Ciudad de Guatemala, noviembre de 2009/ Nació en España en 1809. Cuando tenía dos años de edad su familia emigró a Guatemala. Fue diputado de la Asamblea Legislativa de Guatemala; durante la década de 1860, se convirtió en el principal dirigente del partido liberal, que se oponía al gobierno conservador del mariscal Vicente Cerna por lo que tuvo que marcharse al exilio en México.

 

En 1871, encabezó junto con Justo Rufino Barrios, a las tropas liberales que invadieron Guatemala para deponer a Cerna; el 3 de Junio de 1871 llegó con sus tropas a Patzicía, departamento de Chimaltenango, donde levantaron el "Acta de Patzicia", desconociendo al gobierno de Vicente Cerna. El 30 de Junio de 1871, el ejército liberal entró en la Ciudad de Guatemala y García Granados se convirtió en presidente provisional, gobernando hasta el 4 de junio de 1873. Su gobierno puso en marcha la llamada "Reforma Liberal de 1871" y decretó la libertad de prensa y la libertad de cultos, la supresión de los diezmos y de las órdenes religiosas y la expulsión de los jesuitas, además de impulsar la educación laica. García Granados fue sucedido en el poder por Justo Rufino Barrios.

 

Miguel García Granados falleció en 1878, a los 69 años de edad, siendo enterrado en un mausoleo del Cementerio General San Juan de Dios. En 1894 sus restos fueron trasladados al actual Cementerio General de la Ciudad de Guatemala con las honras fúnebres respectivas. Actualmente, se puede observar el rostro de Miguel García Granados impreso en el billete de Diez Quetzales.

 

Acta de la Inhumación de los restos del General Miguel García Granados

 

En la ciudad de Guatemala, a los treinta días del mes de junio de mil ochocientos noventicuatro;

 

En virtud de lo dispuesto en el Decreto Legislativo 255, de 9 de mayo del corriente año, que previene la traslación de los restos del eximio patriota, General Miguel García Granados, del antiguo al nuevo cementerio, y la erección de un monumento que perpetúe la memoria del digno Jefe de la Revolución Liberal y reformista de 1871, y de entero acuerdo con el programa de los actos que el Ejecutivo decretó para solemnizar tal acontecimiento, estando los restos en el Salón de recepciones del Palacio del poder Ejecutivo, convertido en capilla ardiente –por haber sido trasladados allí, después de efectuada su exhumación el día anterior– se procedió en el orden siguiente:

 

1º – A la lectura del referido Decreto número 255.

 

2º – Ocupó la tribuna el señor Ministro de Relaciones Exteriores, Doctor don Ramón A. Salazar, y pronunció un discurso en que hizo el panegírico del ilustre patricio, General García Granados.

 

3º – Organizado incontinenti el cortejo de honor formado por las Escuelas primarias, el Instituto de Indígenas, la Escuela de Bellas Artes, el Conservatorio, el Instituto Central de Varones, la Academia Central de Maestros, las Facultades de Derecho, Medicina e Ingeniería, las Delegaciones de las Municipalidades de la mayor parte de las poblaciones de la República, de los Clubs políticos, de las clases obreras y demás corporaciones, la Municipalidad de la capital, las autoridades departamentales, la prensa, los Subsecretarios del Gobierno, el Poder Judicial, la Comisión Permanente de la Asamblea y Diputados presentes, el Consejo de Estado, el Cuerpo Diplomático y Consular, los Secretarios de Estado, los señores Presidentes de los tres Poderes, cerrando el cortejo la Escuela Politécnica y Cuerpos Militares de fuerza efectiva de esta capital, denominados: Guardia de Honor, Batallón Permanente, Batallón Móvil, y Artillería, emprendiese la marcha en la dirección indicada en el programa.Municipalidad de Guatemala

 

4º – Se dio puesto al féretro en el centro de la comitiva, llevando a la vanguardia los alumnos de los establecimientos de instrucción pública; a la retaguardia, las corporaciones y demás funcionarios y empleados públicos; y a los lados, una custodia formada por los Jefes y Oficiales existentes que tomaron participio en las fatigas de la campaña del 71, llevando los crespones fúnebres los más antiguos Generales del Ejército Nacional, C. C. Julio García Granados, Felipe Cruz, Luis Molina y Gregorio Solares.

 

5º – Llegado el cortejo al Cementerio, se colocó la urna en el catafalco del salón de duelo; y una vez constituidos en él, todas las corporaciones, los funcionarios, empleados y demás personas invitadas, el ciudadano Diputado Rafael Spínola, por comisión del Poder Legislativo, hizo uso de la palabra en términos propios del acto; a continuación habló don Belisario Herrera, a nombre de las clases obreras de la capital, y por último, el Síndico de la Municipalidad de la propia capital.

 

6º – Reorganizado el cortejo, fueron conducidos los restos al monumento erigido, en donde se depositaron en presencia de todos los concurrentes, y en ese mismo momento se hicieron los honores civiles y militares correspondientes al Benemérito de la Patria y al ilustre ex presidente de la República, General Miguel García Granados.

 

En fe de lo cual, firman la presente acta los Señores Presidentes de los Poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial, los Secretarios de Estado, el Alcalde 1º Municipal de esta ciudad y el Director de las Casas de Beneficencia y de este Cementerio; debiendo conservarse este original en el Ministerio de Gobernación y Justicia y depositarse una copia de esta misma acta en el féretro que guardo los restos.

 

Arturo Ubico.– José María Reina Barrios.– Antonio Batres.– Manuel Cabral.– Próspero Morales.– Manuel Estrada C.– Ramón A. Salazar.– Neri Asturias.– Rafael Angulo.

 

Dra. en Letras Frieda Liliana Morales Barco

Lecturas: 33704