Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

 
Fuentes, Calles y Monumentos
 
 

El General José María Reyna Barrios

Por Felipe Estrada Paniagua en “Libro de Premio 3”, Guatemala, 1895. p. 13-24.

Primera Parte

 

Ciudad de Guatemala, enero 2010/José María Reyna Barrios vio la luz primera en la ciudad de San Marcos, cabecera del Departamento del mismo nombre, el 24 de diciembre de 1854. Fue fruto de la unión conyugal del Capitán don Joaquín Reina, revolucionario liberal también, y de doña Celia Barrios.

 

Asistió a la batalla de Retalhuleu (14 de mayo de 1871), la más encarnizada de todas las que se libraron en aquel año de tan importantes acontecimientos para Guatemala. Su jefe inmediato, el Teniente don Basilio Arroyave y su padre, fueron gravemente heridos en acción, y el joven Reina Barrios fue comisionado para conducirlos a Tapachula.

 

Cumplida satisfactoriamente su comisión incorporóse de nuevo al Ejército Libertador, el 20 de junio, en el paraje “El Coxen”.


Obtuvo el nombramiento de Sargento primero y pasó a prestar sus servicios en el Estado Mayor del General Barrios. Con este jefe se batió en Tierra Blanca y San Lucas, y el memorable 30 de junio de 1871 ingresó a la capital de la República, junto con la victoriosa falange libertadora.

 

Fue ascendido a Subteniente y continuó de Ayudante de Barrios hasta el mes de septiembre en que, a solicitud de su padre, se le retiró del servicio. Pero no permaneció inactivo: aprovechó su tiempo en el aprendizaje del arte Tipográfico y contribuyó eficazmente a la publicación del periódico “El Quetzal”.

 

Llegó diciembre y se le destinó a la guarnición de San Marcos, hasta mayo de 1872, en que fue nombrado Teniente y Ayudante del Batallón San Marcos, que vino a la capital de guarnición, mientras el General J. Rufino Barrios ocupó interinamente la Presidencia de la República.

 

Vueltas las tropas a sus hogares, Reyna Barrios tornó también a la guarnición de San Marcos. Pasó en diciembre al Fuerte de San José (Guatemala), en calidad de Ayudante Mayor del Batallón V. Morales, y en febrero de 1873 volvió a ser Ayudante del General Barrios, asistiendo con este Jefe a la pacificación de los pueblos de oriente, que se habían levantado en armas contra el Gobierno Provisional. Terminada ésta, fue ascendido a Capitán graduado, cuya efectividad se le concedió en 1874.

 

Sirvió como Ayudante Mayor del Batallón de línea número primero, y al fundarse la Escuela Politécnica, ingresó a ella con el grado de Teniente Capitán. En este establecimiento hizo, con notable rapidez, sus estudios para oficial de infantería y sirvió las clases de esgrima y parte militar de primero. Sus compañeros y subalternos le querían y respetaban por su rectitud de carácter, amabilidad y amor a la justicia.

 

Municipalidad de Guatemala
Plaza de la República en Paris.

En la guerra de 1876 formó parte de las tropas expedicionarias, como Ayudante del General en Jefe, al comenzar la campaña, y de la División Medina más tarde. Conocidos su arrojo e intrepidez se le encomendaban a él las comisiones de mayor riesgo; en el desempeño de una de tantas, cayó en poder de las tropas salvadoreñas, en el lugar situado entre Ahuachapán y el valle Doña María, salvándose de una muerte casi segura, debido a su serenidad y valor en el peligro y al revés que sufrió el enemigo en su ataque a Chalchuapa. Restablecida la paz volvió a ocupar su puesto en la Escuela Politécnica, hasta el 10 de agosto siguiente en que fue comisionado por el Gobierno para acompañar al Dr. Marco Aurelio Soto a la República de Honduras.

 

Asistió a la proclamación del Gobierno Soto, el 27 de agosto, en Amapala, y recibió el grado de Teniente Coronel Efectivo y primer Ayudante del Presidente Provisional. De este modo permaneció hasta enero de 1877 en que fue nombrado Mayor de Plaza y organizador de las milicias del Departamento de Tegucigalpa, donde también desempeñó ad interim la Comandancia de Armas.

 

En enero de 1878 pasó en comisión especial cerca del Gobierno de El Salvador y en seguida fue llamado por el Presidente de Guatemala para desempeñar la Jefatura Política y Comandancia de Armas del departamento de Santa Rosa, en cuyo puesto permaneció hasta mayo de 1880 que renunció el empleo. Era en aquel entonces Comandante 1º del Ejército guatemalteco.

 

Recompensáronse sus servicios con el grado de Teniente Coronel en agosto siguiente, y se le nombró Jefe del Batallón de línea número 2. En este puesto sirvió hasta enero de 1881, en que se le retiró del servicio a consecuencia de la ruindad de un General recluta quien, envidioso quizá de los méritos del joven militar Reina Barrios, le malinformó con sus jefes. Exclarecidos los hechos, se le llamó de nuevo al servicio en el mes de abril, y se le reconoció como activo el tiempo que estuvo retirado de él.

 

Como Ayudante del Presidente desempeñó varias comisiones a satisfacción del Gobierno, y en el mes de junio fue nombrado primer Jefe del Cuerpo de Artillería de la República. En ese puesto desplegó toda su actividad y con sus hechos dio nuevas pruebas de poseer un carácter organizador, disciplinario y enérgico, sin llegar a los extremos de la tiranía; organizó una Brigada, proveyó al Cuerpo de instructores competentes y educados; escribió instrucciones para el manejo de las diferentes piezas de artillería y tradujo del francés tácticas para el servicio de las piezas montadas de a 7 y 5 cada uno, sistema Krupp; creó las clases de primera enseñanza para el personal de la tropa y las de instrucción superior para la oficialidad, siendo él mismo el maestro de todo el Cuerpo.

 

Tanta dedicación y tantos afanes fueron recompensados en diciembre de 1883 con el ascenso a Coronel efectivo de Artillería que le fue concedido. Permaneció en la Brigada hasta el 18 de mayo de 1884 en que fue retirado del servicio a consecuencia de los sucesos de la Bomba del 13 de abril.

 

Vista del Toro y el Ciervo.

Centroamericanista de corazón, púsose a las ordenes del General Barrios tan luego como llegó a sus manos el Decreto de Unión de Centro América, y marchó con dirección a la frontera del Salvador, con el grado de General de Brigada, al mando de 1,200 hombres que fueron los primeros que salieron a campaña el 11 de marzo de 1885. Asistió a la acción de armas de “El Coco” y ocupó las primeras posiciones cerca de Chalchuapa. El 1º de abril designó posiciones que ocupó la Artillería y dirigió el bombardeo sobre la plaza enemiga.

 

Muerto en Chalchuapa el Jefe Supremo del Ejército Unionista (2 de abril), y suspendidas las operaciones militares por la desorganización de las tropas, el General Reina Barrios se dedicó a disponer la retirada de heridos y pertrechos de guerra, restableciendo el orden en la Brigada Canales, Guardia de Honor, Batallón Salamá y otros dispersos, con los cuales formó una fuerte división para proteger y cubrir la retirada. A la siete y media de la noche abandonó el campo de Chalchuapa, llevando consigo todos los heridos y el cadáver del General Venancio Barrios.

 

Esa misma noche fue nombrado Mayor General del Ejército Unionista y en concepto de tal pasó a Chingo, Yupiltepeque y Jutiapa, en cuyos puntos reorganizó el Ejército y se preparó para defender a la Nación en caso necesario.

 
Continúa....
Lecturas: 11771