Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Fuentes, calles y monumentos

Avenida Bolívar

 

Busto a Simón Bolívar, 1959.

Ciudad de Guatemala, mayo 2011/La Avenida Bolívar antes del traslado de la ciudad capital al Valle de la Ermita, constituía lo que antaño solía llamarse una Calle Real porque tenía la función  de conectar las vías de acceso más importantes a los centros de desarrollo económico, principalmente. De esa cuenta, en el inicio sur de la Calle Real del Guarda convergían los caminos provenientes del suroccidente como la Calle Real de Petapa, Calle Real de Amatitlán y Calle Real de Mixco.

 

En la parte norte, también, constituía la convergencia de varias calles por eso, al lugar situado a la altura de la actual 20 Calle de la zona 1 se le denominó “Las Cinco Calles”. Este era un lugar de mucho movimiento comercial, característica que conserva hasta el día de hoy. Se caracteriza por ser un camino plano que, según corre en vox populi: “Este camino fue formado por un patacho de mulas” y del que el historiador, J. Villacorta comentó que:

 

Con el correr del tiempo, esta ruta fue adquiriendo varios nombres como Calle Real del Guarda Viejo, Avenida de La Libertad y Avenida Simón Bolívar, más conocida simplemente por “La Bolívar”, y la cual fue tomando auge primero, por hacer más fácil el acceso al primer parque zoológico de la ciudad; segundo, se tomó la idea de dividir el tráfico en dos vías, convirtiendo en espacio en un área netamente comercial, que en sus inicios fueron las ventas de cholojo, carnicerías, leña y carbón y poco a poco tiendas de comestibles, abarrotes avanzando hacia otro tipo de comercio como mueblerías, ferreterías, ventas de electrodomésticos, etcétera.

 

Durante el gobierno del presidente Jorge Ubico se iniciaron los trabajos de ampliación de la Sexta Avenida, conjuntamente con la remodelación de la vía más antigua que había en la capital, o sea la Avenida de La Libertad, conocida ahora como Avenida Bolívar, desde el Guarda, finalizando en las Cinco Calles.

 

En 1947, la Municipalidad capitalina contrató los servicios de 1000 trabajadores quienes de inmediato fueron designados de acuerdo con la planificación para proceder de conformidad con los proyectos de remodelar la Avenida Bolívar, ampliando sus carriles y dejando amplias banquetas para los transeúntes y hasta antes del año 2007, el paisaje que ofrecía esta avenida era arborizado, habían sembrados a los lados y en el camellón central árboles de Matilisguate que florecían para cada semana santa, obsequiando un bello espectáculo a los todas las personas que transitaban por ahí.

 

Sin embargo, esta imagen ha quedado para el recuerdo, ya que debido a la implantación del sistema de transporte urbano denominado Transmetro, se tuvo que sacrificar mucho del panorama urbano de esta vía, que ofrece, hoy en día, otra visión y otra manera de recibir al vecino que se dirige al Centro Histórico u otras zonas de la ciudad capital o que sale de la misma. Se redujeron banquetas y a lo largo de esta avenida se construyeron tres portales de transferencia de pasajeros: Santa Cecilia (40 Calle), Avenida Bolívar (34 Calle) y Don Bosco (26 Calle). Cabe resaltar que la implementación de este sistema vino a contribuir en el mejor flujo vehicular de mediano porte, contribuyendo a esto, también la desviación del resto de buses urbanos hacia la Avenida Santa Cecilia, paralela a la Bolívar.

 

Dra. en Letras Frieda Liliana Morales Barco
Lecturas: 1809