Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Fuentes, calles y monumentos

La flama de la paz

 

Flama encendida dedicada a los héroes anónimos del conflicto armado interno.

Ciudad de Guatemala, julio 2011/Para completar el simbolismo de este monumento, se ha colocado en la parte posterior un pebetero que mantiene su flama encendida todo el tiempo. Está dedicado a los héroes anónimos del conflicto armado interno que vivió el país durante treinta y seis años (1960-1996). Inicialmente, fue colocado delante del asta de la Bandera Nacional en la Plaza de la Constitución y su llama fue encendida por el ex comandante Rolando Morán en acto especial presidido por el presidente Álvaro Arzú Irigoyen y una niña con discapacidad para caminar.

 

Sin embargo, el estar a la intemperie ocasionó daños a su estructura, por lo que e tomó la decisión de restaurarlo y colocarlo en su sitio actual. La flama volvió a brillar, ahora en el interior del Palacio Nacional de la Cultura, el 1 de octubre de 2004, cuando fue encendida en el acto del Cambio de la Rosa Blanca llevada a cabo por el Guía Espiritual Dalai Lama, en compañía del vicepresidente Eduardo Stein, el vicecanciller Carlos Martínez y Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz 1992.

 

En su mensaje, el Dalai Lama, expresó: “La rosa simboliza un corazón cálido, y la llama, la sabiduría y el entusiasmo, que pueden ser un aporte para que este siglo sea de paz”.

 

Dra. en Letras Frieda Liliana Morales Barco
Lecturas: 2437