Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Fuentes, calles y monumentos

El Fiambre

Ciudad de Guatemala, octubre 2011/La celebración termina con un almuerzo en el que degustan el plato principal y típico de esta fiesta: el fiambre.

 

Otras de las manifestaciones populares fundamentales, que identifican a estas festividades en Guatemala, lo comprenden los platillos especiales que se preparan para estos días, entre los que destacamos: las Cabeceras o Canshul, preparado a base de verduras, especialmente: güisquil, perulero y güicoy.

 

Este plato se llama así porque se coloca en la cabecera de la tumba. También, se degusta el delicioso Fiambre que se origina como comida de ofrenda y sacrificio para ser compartida con los antepasados, los amigos y la familia. Su origen se remonta hasta al año 1700 y se menciona, concretamente, en las crónicas del siglo XVII, pero sólo será dos siglos más tarde que esta comida adquiere rasgos nacionales.

 

El Fiambre es una especie de ensalada que combina una serie de elementos culinarios como, por ejemplo, los provenientes de la cocina prehispánica: verduras y su cocimiento; de la española: embutidos, carnes y pescados; y de la árabe: quesos, aceitunas, alcaparras y otros aderezos.

 

Todos estos ingredientes se mezclan  se aderezan con varios caldillos, además de añadirles, por supuesto, los secretos de las cocineras que le dan un toque especial. Con el transcurso de los años, este plato se ha convertido en la comida tradicional guatemalteca del Día de Muertos o de Todos Santos. También, para acompañarlo, se preparan postres como el dulce de ayote, el jocote en dulce, la manzanilla en miel, los molletes.

 

Un ejemplo de la antigüedad de esta tradición culinaria se puede observar en el libro Cuadro de costumbres de José Milla, escrito entre 1861 y 1862, específicamente en el capítulo titulado: Visita al cementerio:

 

 

Dra. en Letras Frieda Liliana Morales Barco
Lecturas: 3388