Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

 
Fuentes, Calles y Monumentos
 

Monumento a Cristóbal Colón de Thomas Mur

Introduciéndonos a la historia
 
Municipalidad de Guatemala
Monumento a Cristobal Colón en la Plaza Armas del Parque Central, 1896.
 

Ciudad de Guatemala, octubre 2009/La estatua del insigne navegante genovés Cristóbal Colón se hizo para conmemorar el cuarto centenario del descubrimiento de América. Fue esculpida en bronce por el escultor Tomas Mur y Lapeyrade entre 1894 y 1896. La misma se hizo acreedora al Gran Premio Único de Bellas Artes (sección de esculturas) de la Exposición Centroamericana e Internacional llevada a cabo en 1897.

 

Según fue consignado en el contrato de construcción, esta estatua se colocó inicialmente en la Plaza de Armas del Parque Central, el 30 de junio de 1896, en un acto presidido por la señora Algeria de Reyna Barrios, esposa del Señor Presidente, el Cuerpo Diplomático y Consular, así como personal del Ayuntamiento de Guatemala. Con este acto se conmemoraba un aniversario más de la Revolución de 1871 y del IV Centenario del Descubrimiento de América.

 

Atrás de este monumento, un par de años después se mando erigir un quiosco, junto en el lugar que antes ocupara la Fuente de Carlos III y desde el cual se ofrecían conciertos de banda y orquesta a la población.

 

Municipalidad de Guatemala
Inauguración, 1896.

Los terremotos de 1917-18 derrumbaron el monumento causándole una fractura en la cabeza del navegante, además de otros daños menores.

 

En el año de 1944, el monumento fue trasladado al Parque Morazán, situado al final de la sexta avenida en la zona 2, que también es conocido como Parque Estrada Cabrera y Plaza de Jocotengango.

 

Luego, en la década de 1960, las autoridades municipales disponen mover el monumento de la Plaza Jocotenango a la Avenida de Las Américas, donde se encuentra actualmente, ya que allí sería admirado mejor.

 

Según la descripción hecha por el historiador Miguel Ángel Álvarez, la estatua en mención es:

 

“Un conjunto de obras en bronce tiene 3 figuras atléticas de pie en una semiesfera que representa el mundo conocido antes del descubrimiento de América, que representan la ciencia, tiene a sus pies las columnas quebradas de Hércules con una cinta que dice non plus ultra, con la mano derecha sostiene laureles mientras que con la izquierda sostiene una palanca símbolo de la fuerza que a su vez sirve de apoyo para la figura que representa la constancia, ésta sostiene un cántaro que deja caer una gota de agua y se lee la siguiente inscripción: guta cava lapidem y por último la figura que representa el valor. Sobre una pequeña barca sumergida en las olas, timoneando y desafiando la tempestad Sobre ellas está el mundo, con el escudo de los reyes católicos y la inscripción “ plus ultra, 12 de octubre de 1492”, sobre todo este conjunto está Cristobal Colón con la mano derecha apoyada en el pecho, mientras con la izquierda señala el mundo que tiene a sus pies, un quetzal simboliza a la República de Guatemala.

Municipalidad de Guatemala
Plaza Jocotengango , 1944.

 

En una de sus anécdotas, Mario Alberto Mencos dice que:

 

La Plaza de Armas era un bello parque romántico de fines del siglo pasado. En el centro, el hermoso monumento a Cristóbal Colón, uno de los más notables del mundo (…) Atrás del monumento a Colón estaba el kiosco, desde el que, por la noches, la Banda Marcial deleitaba a los concurrentes a la “retreta”, ejecutando selectos y escogidos trozos de ópera, oberturas famosas, intermezzos y los bellos y románticos valses de Becucci: “Violetas de Parma”, “Alas doradas”, “Tesoro mío…” o “Rosas del Sur”, “Bombones de Viena”, “Danubio Azul” de Strauss; “La Flor del Café”, de Germán Alcántara (…) que embargaban el alma de dulce emoción”.

 

Fíjese que…

 

…este singular soneto-acróstico lo escribió Daniel Arias Argáez, con motivo del cuarto centenario del Descubrimiento de América. Diario de Centro América, martes 31 de enero de 1893…

 

Colón

 

Callada está   la    noche;   los navegantes velaN;
TRansido   por   las   penas encuéntrase ColÓn;
TrIsitísmas   plegarias  a  las  alturas  vueLan;
ProSigue    de    las    ondas   el  repetidO són
PiloTos   y    marinos    sufren    y    reCelan
Al genOvés    insultan   con    sin iguaL tesón;
Lanzar Bajo     las     olas    a    su    Almirante Anhelan,
Volver hAcia las   playas   do ruge iBero león.
De pronto Lanza   gritos   un   viejO marinero:
“Hay tierras, Camaradas! Las cosTas miro allá!”
Y   el  esperadO   grito,      ruidoSo mensajero,
Hoy  truena  en Los espacios y sIempre vivirá.
Colón   regresa  Osado  a daR yun orbe entero
Y  el   viejo  contiNente. Cadenas mil le dá.

 

Dra. en Letras Frieda Liliana Morales Barco
 
Lecturas: 13831